¿Cómo viaje una artista Independiente fuera de su país?

¡Hola fieles lectores! gracias por compartir este romance conmigo y digo romance porque leer hoy en dia es tan raro en un mundo de tutoriales de youtube (que no tienen nada malo, solo que leer es tan bello) y fue super bonito notar que mi primera entrada en este blog, sobre como ha sido mi historia como Artista Independiente, les haya gustado tanto, ya que veo que muchos de ustedes les brotan miles de dudas de como funcionan las cosas en mi proyecto y  que otros tantos están comienzando un camino independiente.  Por eso espero que este tipo de historias de mi parte les puedan servir… me emociona, me motiva poder aportarles de alguna manera pequeña a su crecimiento que seguro tendrán a través del camino que juntos vivimos como independientes, personas normales tratando de hacer realidad sus ideas, inquietudes, sentimientos, visiones, sueños.. así que aquí les va otra entrada.

Al comienzo de mi carrera, vivía en Tecate Baja California y tuve la fortuna de que mi ciudad esta a 45 minutos de la ciudad de San Diego California ( EUA ). En Tecate tenemos garita y siempre fue muy parte de mi vida cruzar cada fin de semana de compras o de paseo a “el otro lado”, así que eso de llegar a EUA no fue problema, lo que era problema era como pisar seguro en un país nuevo para mí musicalmente  hablando y cuando menciono seguro, era como mujer, como músico algo incierto porque ¿quien podrá creer en mi y dejarme tocar mis canciones tristes en algún café o barecito? Jajaja

Afortunadamente cuando tocaba con mi ex banda Babaluca, antes de mi proyecto solista, una persona por Myspace nos escucho y nos contacto para ayudarnos a registrar nuestras canciones y así poder cobrar regalías si un día se tocaban por ahí en alguna radio etc.. y así tener otro recurso para financiar nuestros gastos. Marisa (quién nos ayudó a registrar todas las canciones) trabajaba para BMI en ese momento y honestamente conecte con ella desde el primer día que nos conocimos y ha sido mi guía constante a través de los años.

Cuando decidí crear mi proyecto solista, naturalmente recurrí a Marisa y ella me comento de mi ahora Manager en USA: Gil; gracias a Dios el tenia muchos contactos en la zona de California para poder apostar e ir a tocar en cafecitos y lugares pequeños. Eso me ayudo tanto en mi proceso de conexión con gente y pisar sobre un poquito más seguro. Pero realmente, viajar fuera de tu país como artista independiente, es igual de difícil aunque tengas “contactos”, es tu actitud la que tiene mucho que ver con el proceso y descubrí que ¡la paciencia es un factor importante! pues hay que cargar instrumentos, pagar gasolina, quedarte estancado en el trafico de horas y horas.. dormir en la sala de gente desconocida (cosa que me toco hacer muy seguido) en casa de mis amigos en Pasadena o en casa de mi manager y su esposa, dormir en la mera sala yo solista o con mi músico acompañante que por suerte siempre se acoplaba a la situación y me apoyaba, comer lo que hubiera o alcanzara, desde  unas papas y una soda hasta no cenar o no comer. Luego al día siguiente hacer la prueba de sonido y que el ingeniero del café o barecito este molesto y no quiera hacer su trabajo bien… que la gente llegue y de ellos muchos te escuchen y otros muchos este gritando y mala copeando y tu inocentemente te lo tomes personal… que tus discos se vendan todos, pero desafortunadamente solo llevaste 5 porque no tienes dinero para hacer más, que salgas del lugar donde tocaste y te roben algo de equipo o todo tu dinero ( como una vez me paso después de un show en un bar y no pude pagarle a mis músicos y tuve que sacar de mis ahorros).

Salir fuera de tu tierra siempre es difícil pero la experiencia es hermosa y es ahí donde llega el verdadero valor de la paciencia. La paciencia puede sentirse pesada a momentos, molesta incluso y de repente la pierdes completamente… eso es normal cuando vienes saliendo de casa, quieres realizar tus sueños pero la impaciencia te come y se apodera de ti. Uno tiene una visión muy clara de joven, pues las hormonas, las ideas, la creatividad, las ganas, la fe en ti mismo puede ser tan poderosa que cuando la vida se toma su tiempo en darte lo que quieres y mejor te da lo que necesitas, te parece muy injusto, incluso puede llegar a hacerte rendirte frente a tus sueños, por no obtener lo que según tu sabes que puedes lograr y ahí se acaba la historia del gran sueño que pudiste haber logrado, se termina antes de comenzar porque la impaciencia te come y es ahí donde no es nada divertido verte deprimido y desmotivado por el resto de tu vida, porque fue tu impaciencia quien reacciono y decidió, no tú.  Por eso digo que el valor de la paciencia es este: el tener paciencia para pasar algunos momentos hambre, otros cansancio, otros incomodidades, otros heridas físicas y emocionales PERO SIEMPRE seguir con actitud guerrera por tus sueños es lo más valiosos e importa ¡mucho mas de lo que imaginarias!...pues vives momentos inolvidables en este tipo de giras, que te preparan para el siguiente momento y el siguiente, y así consecutivamente. Un día que puedes estar pasándola super mal, y ahí es cuando conoces a alguien clave que cree en ti y te ayuda a sacar o tu próximo disco o simplemente te ofrece cama, techo y pan o un “raayte” a tu concierto y te carga la guitarra o tus cables y quedas contento y cuando menos te das cuenta has creado un nuevo vinculo de amistad en este camino solitario de un músico, y digo solitario porque muchos de nosotros que somos de provincia, o simplemente vivimos en un mundo donde ser músico no es un “trabajo de verdad”, siempre tendemos a sentirnos incomprendidos y tenemos el complejo de creer que ser músico es ser un flojo, pero en realidad ser músico es ser un ser creativo, soñador, sensible,  cualidades que mucha gente deja atrás por tratar de ser real ante la sociedad, lo cual tampoco lo hace necesariamente malo, solamente que muchos no lo disfrutan tanto como otros y es ahí donde es mejor ser paciente y permitirte explorar mundos nuevos que definan la persona que hay en ti.

Hoy en día viajar internacionalmente para mi proyecto no ha cambiado demasiado pero si ha crecido y es super bonito también. Mis managers me ayudan a conseguir fechas, yo reviso lo que me quieren pagar pues hago cuentas de que me salgan los sueldos de todos para mi equipo de trabajo, que me salga para pagar sobre equipaje, hoteles, viáticos, imprevistos, días libres para todos, transporte, renta de equipo de audio, vestuario, sueldo al manager, al staff, sueldo al booker, etc.. etc… todas esas cuentas de dinero deben pasar por mi y por lo general siempre salgo tablas, ósea que todos ganan menos yo… y es ahí donde la paciencia entra y vuelve a tomar su hermoso valor, pues viajo por el mundo regalando parte de trabajo ( porque yo por lo general no gano de las giras internacionales pero mi equipo de trabajo sí ) mi equipo de trabajo recibe su pago y aparte comparten conmigo experiencias inolvidables, conozco a mucha gente nueva y mucha gente nueva se enamora y se siente identificada con mi música, adquiero experiencia, sabiduría, muchas historias, veo nuevos horizontes, miro nuevas bandas, nuevas formas de vivir y de inspirarme, comparto tanto con mi equipo que ya es mi familia, conozco nuevas experiencias y emociones y me inspiro para escribir y toco en todo tipo de formatos, desde acústico, con 2 músicos, con toda la banda o a voz solita y así cuando regrese a ese país otro año, ya puede que no quede tablas con las ganancias y gane un poquito para mi sueldo (jajaja) pero para mi lo importante es salir al mundo a compartir. Un día podré viajar como los grandes, pero hasta ahorita el viaje sigue siendo muy entretenido y prefiero cualquier experiencia que me brinde sabiduría para el futuro, pues sin recorrer el camino y  mojarte los pies, no sabrás realmente que rica y valiosa es el agua del mar tan clara y profunda como la vida.

Así que viajar fuera de tu país y compartir tu música, siempre va a ser difícil, un reto desde cualquier ángulo, pero la satisfacción de cumplir tus sueños y verle lo bonito al comerte un pan con café en la mañana pero estar viajando por el mundo cantándole al amor y a los demás, es tan hermoso, pues lo importante es la motivación y la meta que te llevan a tu propósito como artista independiente. El mío es aprender, compartir y ser feliz con todo lo que este viaje llamado vida me proporcione, cantándole a la gente y recordándole que el amor, sí existe.

Espero me haya explicado lo suficiente esta parte de mi vida como artista independiente.

Les escribo pronto otro relato , por ahora coméntenme que mas les gustaría que les compartiera :)

Un abrazo apretado y con amor a donde quiera que se estén

Carla Morrison.